La torre rosa

La torre rosa es uno de los materiales más conocidos e icónicos de la pedagogía Montessori. Fue diseñada científicamente por la Dra. Maria Montessori a través de la observación del aprendizaje de niños y niñas, tanto su color, tamaño, peso y dimensiones. 

Este es uno de los primeros materiales que se le presenta a los niños y niñas, aproximadamente a los dos años y medio, en el área sensorial, la cual tiene por objetivo el refinamiento de los sentidos, es decir, el desarrollo del tacto, la vista, el olfato, el gusto y audición.

La torre rosa consta de 10 cubos de madera cada uno con diferentes dimensiones, apilables entre sí. Este es un material sensorial que permite a los niños y niñas desarrollar la discriminación visual de tamaños. Además a nivel manipulativo pueden percibir las diferencias de tamaño y las variaciones de peso entre cubos. También favorece el desarrollo del vocabulario tal como pequeño, grande, ligero, pesado, etc. En el aspecto psicomotriz se desarrolla el movimiento de pinza en las manos entre el dedo índice y pulgar para tomar el cubo más pequeño, como también los movimientos coordinados entre ambas manos para mover los cubos de mayor tamaño.

Las características físicas de este material son: 

-Cubos de madera sólidos.

-Monocromático: rosa.

-El cubo más grande mide 10x10x10 cm.

-El cubo más pequeño 1x1x1 cm.

-La torre es de 60 cm de altitud.

Este no es un material aislado que sólo se utiliza para apilar cubos, por el contrario y al igual que los diferentes materiales Montessori están relacionados entre sí, como por ejemplo el uso combinado con la escalera marrón. A medida que los niños van explorando diferentes etapas estos materiales pueden acompañar diferentes momentos del aprendizaje. 

Por lo que a medida que adquieren nuevas habilidades cumplen diferentes propósitos. Así entonces, los niños y niñas de taller (6 a 12 años) podrán recordar este material y calcular su volumen, su área, etc. Trabajar potencias, porque esta es la serie algebraica de la tercera potencia, además se puede combinar con el cubo de trinomio y binomio. 

¿Por qué es rosa?
Maria Montessori diseñó los diferentes materiales a través de la observación científica, por lo que se presume que a partir de esto vió que los pequeños se sentían más atraídos a la manipulación de la torre en color rosa, y tal como la célebre frase de la doctora “seguir al niño” lo incluyó en el diseño final.
Una de las características importantes que tiene es que es monocromática, ya que de esta manera, es decir, color y forma constante, se favorece que los niños y niñas puedan centrarse en el aprendizaje de la discriminación de tamaños sin desviar su atención del aprendizaje principal.

¿Qué propósito cumple?
El propósito principal es el trabajo y la discriminación visual de tamaños. De forma indirecta prepara la mente matemática del niño y también prepara para la escritura a través de los movimientos que deben hacer para manipular este material.

¿Qué actividades se pueden realizar con la torre?
-Construcción de la torre en vertical haciendo coincidir los vértices.
-Construcción de la torre en horizontal haciendo coincidir los vértices.
-Construcción de secuencias en horizontal.

Postgrado Guía Montessori

Comenzamos en febrero. Matricúlate antes de que se acaben las plazas